OMNIDIRECCIONAL

Al cuidado de Mariano Mayer
en diálogo abierto con Claire Denis

Sofía Bohtlingk
Santiago De Paoli
Luciana Lamothe
Juan Tessi

Centro Cultural Recoleta

Buenos Aires, 2015

Juan Tessi, Coreo, 2015

Sofía Bohtlingk, 9 pinturas. óleo sobre tela. 200 x 200 cm. 2015

Sofía Bohtlingk, 9 pinturas. óleo sobre tela. 200 x 200 cm. 2015

Santiago De Paoli, Sexual con fondo, 2015

Santiago De Paoli, Performer, 2015

Luciana Lamothe, Prototipo I y II, 2015

Luciana Lamothe, Prototipo I, 2015


Fotografías: Bruno Dubner, 2015

El diálogo como forma de conocimiento, la reflexión individual, las teleconferencias y la insistencia entendida antes como un modelo de trabajo que como una obsesión, son algunas de las modalidades que confluyen en OMNIDIRECCIONAL. Las obras que se muestran en la sala J del Centro Cultural Recoleta responden a tal dinámica y se aproximan al film de Claire Denis “US Go Home” (1994) como si de una suerte de escenario textual se tratara, donde las obras han tomado posición. Grabada para la televisión francesa, dentro del programa “Tout les garçons et les filles de leur âge”, en el que distintas directoras buceaban en la música de su adolescencia para construir un film, “US Go Home” es antes que una crónica sobre el aprendizaje del amor el relato de unos cuerpos que devuelven la mirada. En el film hay dos hermanos, el más grande sabe bailar y la hermana menor (Martine) quiere saber hacerlo. Hay dos chicas que en vez de tomar el bus hacen dedo para ir al colegio y despistar con su silencio al conductor que las lleva. Luego hay una fiesta, pero para ellas es una situación previsible, entonces aparece la fiesta del hermano mayor cargada de cuerpos que sociabilizan y seducen a través de una serie de códigos, pero eso no importa. Lo que importa es que Martine en esa fiesta descubre los gestos y protocolos corporales que aún no tiene incorporados y luego de imitarlos decide que esos gestos no son para ella. Hay canciones que se cantan y otras que se leen. Y hay también, muy cerca de donde se encuentran la casa, la escuela y la fiesta, una base militar y 24 horas de puro presente en el que seguimos a tres adolescentes sin pasado, pero también sin pistas sobre el futuro que son capaces de imaginar.

Entendidas como partes de una conversación abierta y sumamente porosa entre las ideas planteadas por Claire Denis y los artistas, el conjunto de piezas aquí reunidas puede ser visto como variaciones escultóricas y gestuales de las tensiones, incomodidades y comportamientos del film. Pero no se trata de un relato coral, ya que cada obra ha sido creada de espaldas a la siguiente, en una suerte de autismo expositivo donde los diálogos entre las partes parecen no tener lugar. Obras ensimismadas que al igual que los cuerpos de “US Go Home” parecen responder a su propio inventario de posturas. Sin embargo las esculturas, pinturas, textos y objetos de Sofía Bohtlingk, Santiago De Paoli, Luciana Lamothe y Juan Tessi no están sujetas a las dinámicas del film sino que han sido imaginadas en una instancia previa. Próximas a los métodos y persistencias habituales de cada artista donde –no seguir una idea sería abandonarla–, las obras presentes en esta exposición son experimentos de autonomía. Presencias liberadas de sus relaciones contextuales donde como señala Louise Stern en relación a toda pieza de arte: “no hay nada que nos empuje en una dirección particular”. Los objetos de OMNIDIRECCIONAL están quietos. “Te devuelven la mirada. Permanecen en silencio. No nos permiten empujarlos a ninguna parte si no quieren ir. (...) Las obras nos permiten contemplarlas a nuestro propio tiempo, quedarnos tanto o tan poco como lo deseemos, regresar a ellas por un momento, elegir los rituales que queramos para conocerlas. Podemos, simplemente, estar alrededor suyo en total intimidad, sin tener que seguirle el ritmo”.

mariano mayer